sábado, 5 de noviembre de 2016

Cuando ya casi se cumple el tercero...

Buenos días!

Lo primero que debo hacer es disculparme por el tremendo retraso al escribir en el blog, se que os tengo abandonados, pero el ritmo de vida en América no es el mismo que en Europa, me da la sensación de que no tengo tiempo para nada, cada minuto de mi vida lo tengo ocupado en algo...
Lo siento mucho por la falta de noticias, pero... me cuesta sacar tiempo de donde no lo tengo.

Pero ahora que lo tengo, os pondré al día sobre los dos meses en que no habéis tenido noticias mías. En el último post os contaba lo duro que estaba siendo (a veces) el cambio de país, de costumbres, de idioma, el cambio de vida al fin y al cabo... Pues debo decir que cada vez se me hace más sencillo, cada vez es más fácil vivir aquí.

Reafirmo en primer lugar que adoro a mi familia, son geniales, de verdad, hubiera sido imposible tener más suerte. Mis hosts son estupendos, un encanto de personas, super comprensivos, flexibles y con las que se puede hablar de todo, LOS ADORO, de verdad... Y mis niños, pues me tienen enamorada, a veces tienen días malos, no dejan de ser niños, pero por lo general las cosas van estupendamente.
Vivir en Massachusetts es genial, el otoño es precioso por aquí y la gente es encantadora. Además Boston es una ciudad pequeñita pero llena de vida, siempre hay algo divertido que hacer y eso es genial, no tienes tiempo para aburrirte...

En estos casi dos meses, como ya he dicho, no he parado... He vuelto a Nueva York, he visitado Maine y New Hampshire y he seguido descubriendo Boston. Os cuento un poco de cada uno de mis viajes, =).

El viaje a Nueva York surgió de un momento a otro. Como ya sabéis suelo tener todos los fines de semana libres y los suelo aprovechar para seguir descubriendo Boston acompañada de amigos, bueno, pues resultó que coincidió que justo ese fin de semana casi todo el mundo trabajaba y además yo tenía libre el lunes (Columbus Day) así que pensé que era la mejor ocasión para salir de Massachusetts y visitar otro sitio.
Como también recordaréis me había enamorado de Nueva York durante el training, tengo una amiga viviendo en Manhattan y además está a tan solo 4 horas de Boston... por lo que era el sitio perfecto para pasar el puente.

Dicho y hecho, el viernes por la mañana escribía a mi amiga Miriam y como una hora después ya tenía comprados los billetes de autobús para visitar la ciudad entre el sábado y el lunes...

El sábado salia de Boston en el autobús de las 12:30, y unas 6 p..tas horas después conseguía llegar a Nueva York, Y digo 6 p..tas horas porque el viaje debería haber durado solo 4, pero tardamos unas 2 horas solo en entrar en la ciudad... a eso se sumó que el puñetero autobús no tenía cargadores, por lo que estaba casi sin bateria para avisar a Miriam de que llegaría tarde... No vuelvo a ir en bus a la ciudad, que pereza.

A parte de eso el fin de semana fue estupendo, cuando llegué (con dos horas de retraso, pero llegué) fuimos a dejar las cosas a su casa, y me enamoré de la vista desde la que sería mi habitación... os dejo una foto.


Después salimos a visitar el Lincoln Center y a cenar fuera, en realidad ya no teníamos tiempo de mucho más...

A la mañana siguiente estaba diluviando, pero obviamente no nos ibamos a quedar en casa, por lo que cogimos nuestros abrigos y nos metimos en el metro para ir a visitar un centro comercial super chulo que hay cerca del 9/11 memorial.

La anécdota del día fue en el metro, "cogimos" la linea C para poder hacer un cambio de tren y coger la linea E que nos llevaria directas al World Trade Center, y pongo las comillas porque aún no nos explicamos muy bien como después de una media hora de viaje sin ver la parada donde debíamos bajarnos resultó que habíamos acabado en la linea B, sin cambiar de tren... Nosotros cogimos la linea C, lo prometo, ambas estamos seguras de eso, pero en algún punto el tren pasó a ser B, no nos explicamos muy bien como... Después estuvimos como otra media hora o más intentando encontrar la linea E para poder llegar al 9/11 memorial.

Os dejo también unas fotos de cuando finalmente conseguimos encontrar el dicho tren de la linea E, =).


Después de dar un paseo por el mall y de comer por alli, cuando finalemnte dejó de llover, decidimos in a visitar el 9/11 memorial... Me encantó, imporesionante, la verdad es que te deja sin palabras... Y como no puedo decir nada más os dejo una foto para que lo veáis.



Después volvimos a casa caminando y cuando llegamos, para descansar del paseo... nos esperaba una sesión de spa en el edificio en que vive mi amiga, no es por dar envidia pero os tengo que dejar también una foto de eso, ;).



Al día siguiente había quedado con Sara e Irene, blogs aquí y aquí. Son un amor de niñas, de verdad, las adoro y estoy deseando volver a verlas.

Con Sara quedé en Manhattan y fuimos caminando hasta Central Park, dimos un paseo por el parque (que nos encantó) y después nos cogimos el metro hacia el puente de Brooklyn (que yo estaba deseando verlo y que por cierto me encantó también) donde habíamos quedado con Irene. Primero os dejo una par de fotos de Central Park y del puente de Brooklyn y ahora os cuento la anécdota (que por supuesto la hay)...


















La anécdota fue el momento de quedar con Irene, yo le propuse que fuera caminando por le punte en nuestra dirección y así llegaría un punto en que nos encontraríamos, pero ella dijo que pasaba, que la ponen nerviosa todos los turistas en el puente (y es que es verdad, creo que solo lo cruzan turistas, jajaja) y que nos esperaba al final del punte. Bueno, pues Sara y yo, que estamos empanadas, una vez fuera del puente, caminamos en la dirección contraria a la questaba Irene, también culpa suya que se explicó reguleras, jajajajaja. Tras un rato de caminar en dirección erronea nos llama Irene, para preguntar donde coño estamos... así que después de enterarnos hacia donde debíamos ir y caminar de vuelta todo lo que habíamos andado, finalmente conocí a Irene.

Como ya he dicho ambas son un amor de niñas, y espero que volvamos a encontrarnos pronto, =).

Os las presento:




A media tarde estaba de nuevo en el bus de vuelta a Boston, después de haber pasado un puente maravilloso conociendo Nueva York, adoro la ciudad.

El siguiente viaje del que os voy a hablar fue a Maine, más concretamente a Ogunquit.
Fue un viaje organizado por Cultural Care y del que me enteré gracias a Jenn, si, se que no es mi agencia (os recuerdo que yo estoy con APIA), pero podía participar quien quisiera... así que me apunté (los que me conocen saben que me apunto a un bombardeo, ;)). Era un viaje de un día, así que salimos el sábado por la mañana y volvimos el sábado por la tarde.

Cuando llegamos a coger el autobús cual fue nuestra sorpresa cuando lo que nos esperaba era el típico aútobus amarillo que usan los niños para ir al cole, para vernos a todas, haciendo fotos como si no hubiera un mañana, típico americano... jajajajaja.
El viaje estuvo super divertido, el sitio era muy muy chulo y merece la pena ir a visitarlo, lo único malo es que hacía un frío y un aire que no veas tu... aún así fue un día para repetir. Os dejo una foto, para que os hagáis una idea, =).




Durante este tiempo también he ido a visitar New Hampshire.

Jenn y yo organizamos un viaje de un día para visitar Mount Morgan Trail, impreseionante se queda corto... Pero os cuento, salimos temprano de Boston, son dos horas conduciendo hasta llegar allí, pero el viaje se hizo super divertido, además de que el límite de velocidad en New Hampshire es 70 (mph), cosa que agradecimos enormemente.

El paseo es bien cortito, una hora de subida y otra de bajada solo, pero las vistas desde arriba son impresionantes... os las enseño:



Ese día también aprovechamos para visitar Salem, ciudad de brujas. La verdad es que fue el día perfecto para hacer la visita, era preHalloween y la ciudad estaba llena de vida y de gente. Había muchísimos puestos en todas las calles y fue súper divertido... nos enamoró la ciudad.

Os dejo una foto con una bruja (nooo, no somos ninguna de nosotras por si alguien lo pensaba, jajaja).



También he vivido mi primer Halloween en América, fue súper divertido... El fin de semana fui a un par de fiestas de Halloween, una en el centro de Boston y otra en casa de los host de Jenn, que por cierto son un verdadero amor también y están locos por Halloween. Fue genial, y para coronar el lunes (día 31) me fui a pedir caramelos con mi host y mis niños. Fuimos por nuestro barrio con otros niños que viven cerca y la verdad es que estuvo genial, me lo pasé casi mejor que ellos y la verdad es que vamos a tener caramelos hasta el fin de los días...

Por ahora eso es lo más relevante de mis últimos dos meses en América, hay un millón de cosas más que me encantaría contar, pero no tengo demasiado tiempo, no podría contarlo todo...
Espero que tengáis noticias mías pronto, aunque no puedo prometer nada, jajaja.

Un beso enorme!

No hay comentarios:

Publicar un comentario