sábado, 5 de noviembre de 2016

Cuando ya casi se cumple el tercero...

Buenos días!

Lo primero que debo hacer es disculparme por el tremendo retraso al escribir en el blog, se que os tengo abandonados, pero el ritmo de vida en América no es el mismo que en Europa, me da la sensación de que no tengo tiempo para nada, cada minuto de mi vida lo tengo ocupado en algo...
Lo siento mucho por la falta de noticias, pero... me cuesta sacar tiempo de donde no lo tengo.

Pero ahora que lo tengo, os pondré al día sobre los dos meses en que no habéis tenido noticias mías. En el último post os contaba lo duro que estaba siendo (a veces) el cambio de país, de costumbres, de idioma, el cambio de vida al fin y al cabo... Pues debo decir que cada vez se me hace más sencillo, cada vez es más fácil vivir aquí.

Reafirmo en primer lugar que adoro a mi familia, son geniales, de verdad, hubiera sido imposible tener más suerte. Mis hosts son estupendos, un encanto de personas, super comprensivos, flexibles y con las que se puede hablar de todo, LOS ADORO, de verdad... Y mis niños, pues me tienen enamorada, a veces tienen días malos, no dejan de ser niños, pero por lo general las cosas van estupendamente.
Vivir en Massachusetts es genial, el otoño es precioso por aquí y la gente es encantadora. Además Boston es una ciudad pequeñita pero llena de vida, siempre hay algo divertido que hacer y eso es genial, no tienes tiempo para aburrirte...

En estos casi dos meses, como ya he dicho, no he parado... He vuelto a Nueva York, he visitado Maine y New Hampshire y he seguido descubriendo Boston. Os cuento un poco de cada uno de mis viajes, =).

El viaje a Nueva York surgió de un momento a otro. Como ya sabéis suelo tener todos los fines de semana libres y los suelo aprovechar para seguir descubriendo Boston acompañada de amigos, bueno, pues resultó que coincidió que justo ese fin de semana casi todo el mundo trabajaba y además yo tenía libre el lunes (Columbus Day) así que pensé que era la mejor ocasión para salir de Massachusetts y visitar otro sitio.
Como también recordaréis me había enamorado de Nueva York durante el training, tengo una amiga viviendo en Manhattan y además está a tan solo 4 horas de Boston... por lo que era el sitio perfecto para pasar el puente.

Dicho y hecho, el viernes por la mañana escribía a mi amiga Miriam y como una hora después ya tenía comprados los billetes de autobús para visitar la ciudad entre el sábado y el lunes...

El sábado salia de Boston en el autobús de las 12:30, y unas 6 p..tas horas después conseguía llegar a Nueva York, Y digo 6 p..tas horas porque el viaje debería haber durado solo 4, pero tardamos unas 2 horas solo en entrar en la ciudad... a eso se sumó que el puñetero autobús no tenía cargadores, por lo que estaba casi sin bateria para avisar a Miriam de que llegaría tarde... No vuelvo a ir en bus a la ciudad, que pereza.

A parte de eso el fin de semana fue estupendo, cuando llegué (con dos horas de retraso, pero llegué) fuimos a dejar las cosas a su casa, y me enamoré de la vista desde la que sería mi habitación... os dejo una foto.


Después salimos a visitar el Lincoln Center y a cenar fuera, en realidad ya no teníamos tiempo de mucho más...

A la mañana siguiente estaba diluviando, pero obviamente no nos ibamos a quedar en casa, por lo que cogimos nuestros abrigos y nos metimos en el metro para ir a visitar un centro comercial super chulo que hay cerca del 9/11 memorial.

La anécdota del día fue en el metro, "cogimos" la linea C para poder hacer un cambio de tren y coger la linea E que nos llevaria directas al World Trade Center, y pongo las comillas porque aún no nos explicamos muy bien como después de una media hora de viaje sin ver la parada donde debíamos bajarnos resultó que habíamos acabado en la linea B, sin cambiar de tren... Nosotros cogimos la linea C, lo prometo, ambas estamos seguras de eso, pero en algún punto el tren pasó a ser B, no nos explicamos muy bien como... Después estuvimos como otra media hora o más intentando encontrar la linea E para poder llegar al 9/11 memorial.

Os dejo también unas fotos de cuando finalmente conseguimos encontrar el dicho tren de la linea E, =).


Después de dar un paseo por el mall y de comer por alli, cuando finalemnte dejó de llover, decidimos in a visitar el 9/11 memorial... Me encantó, imporesionante, la verdad es que te deja sin palabras... Y como no puedo decir nada más os dejo una foto para que lo veáis.



Después volvimos a casa caminando y cuando llegamos, para descansar del paseo... nos esperaba una sesión de spa en el edificio en que vive mi amiga, no es por dar envidia pero os tengo que dejar también una foto de eso, ;).



Al día siguiente había quedado con Sara e Irene, blogs aquí y aquí. Son un amor de niñas, de verdad, las adoro y estoy deseando volver a verlas.

Con Sara quedé en Manhattan y fuimos caminando hasta Central Park, dimos un paseo por el parque (que nos encantó) y después nos cogimos el metro hacia el puente de Brooklyn (que yo estaba deseando verlo y que por cierto me encantó también) donde habíamos quedado con Irene. Primero os dejo una par de fotos de Central Park y del puente de Brooklyn y ahora os cuento la anécdota (que por supuesto la hay)...


















La anécdota fue el momento de quedar con Irene, yo le propuse que fuera caminando por le punte en nuestra dirección y así llegaría un punto en que nos encontraríamos, pero ella dijo que pasaba, que la ponen nerviosa todos los turistas en el puente (y es que es verdad, creo que solo lo cruzan turistas, jajaja) y que nos esperaba al final del punte. Bueno, pues Sara y yo, que estamos empanadas, una vez fuera del puente, caminamos en la dirección contraria a la questaba Irene, también culpa suya que se explicó reguleras, jajajajaja. Tras un rato de caminar en dirección erronea nos llama Irene, para preguntar donde coño estamos... así que después de enterarnos hacia donde debíamos ir y caminar de vuelta todo lo que habíamos andado, finalmente conocí a Irene.

Como ya he dicho ambas son un amor de niñas, y espero que volvamos a encontrarnos pronto, =).

Os las presento:




A media tarde estaba de nuevo en el bus de vuelta a Boston, después de haber pasado un puente maravilloso conociendo Nueva York, adoro la ciudad.

El siguiente viaje del que os voy a hablar fue a Maine, más concretamente a Ogunquit.
Fue un viaje organizado por Cultural Care y del que me enteré gracias a Jenn, si, se que no es mi agencia (os recuerdo que yo estoy con APIA), pero podía participar quien quisiera... así que me apunté (los que me conocen saben que me apunto a un bombardeo, ;)). Era un viaje de un día, así que salimos el sábado por la mañana y volvimos el sábado por la tarde.

Cuando llegamos a coger el autobús cual fue nuestra sorpresa cuando lo que nos esperaba era el típico aútobus amarillo que usan los niños para ir al cole, para vernos a todas, haciendo fotos como si no hubiera un mañana, típico americano... jajajajaja.
El viaje estuvo super divertido, el sitio era muy muy chulo y merece la pena ir a visitarlo, lo único malo es que hacía un frío y un aire que no veas tu... aún así fue un día para repetir. Os dejo una foto, para que os hagáis una idea, =).




Durante este tiempo también he ido a visitar New Hampshire.

Jenn y yo organizamos un viaje de un día para visitar Mount Morgan Trail, impreseionante se queda corto... Pero os cuento, salimos temprano de Boston, son dos horas conduciendo hasta llegar allí, pero el viaje se hizo super divertido, además de que el límite de velocidad en New Hampshire es 70 (mph), cosa que agradecimos enormemente.

El paseo es bien cortito, una hora de subida y otra de bajada solo, pero las vistas desde arriba son impresionantes... os las enseño:



Ese día también aprovechamos para visitar Salem, ciudad de brujas. La verdad es que fue el día perfecto para hacer la visita, era preHalloween y la ciudad estaba llena de vida y de gente. Había muchísimos puestos en todas las calles y fue súper divertido... nos enamoró la ciudad.

Os dejo una foto con una bruja (nooo, no somos ninguna de nosotras por si alguien lo pensaba, jajaja).



También he vivido mi primer Halloween en América, fue súper divertido... El fin de semana fui a un par de fiestas de Halloween, una en el centro de Boston y otra en casa de los host de Jenn, que por cierto son un verdadero amor también y están locos por Halloween. Fue genial, y para coronar el lunes (día 31) me fui a pedir caramelos con mi host y mis niños. Fuimos por nuestro barrio con otros niños que viven cerca y la verdad es que estuvo genial, me lo pasé casi mejor que ellos y la verdad es que vamos a tener caramelos hasta el fin de los días...

Por ahora eso es lo más relevante de mis últimos dos meses en América, hay un millón de cosas más que me encantaría contar, pero no tengo demasiado tiempo, no podría contarlo todo...
Espero que tengáis noticias mías pronto, aunque no puedo prometer nada, jajaja.

Un beso enorme!

miércoles, 14 de septiembre de 2016

Se cumple el primer mes!

Hola a todos!

Siiiiii, un mes ya en Estados Unidos... UN MES, lo repito porque aún apenas me lo creo. Pero si, hoy se cumple mi primer mes viviendo en USA!
Como pasa el tiempo, no? Parece que fue ayer cuando decidía que quería embarcarme en esta aventura, empezaba con todo este proceso, me inscribía en la agencia, buscaba y encontraba a mi familia ideal y volaba a la ciudad de Nueva York. Y hoy, 14 de septiembre, se cumple mi primer mes viviendo en Estados Unidos...

He de decir que ha sido un mes maravilloso, y duro, muy duro en algunas ocasiones, la verdad es que no pensé que fuese a ser tan duro, ni tan increíble al mismo tiempo.

Lo primero que debo decir es que mi host family es genial, no he podido tener más suerte, y estoy muy agradecida por poder vivir con ellos esta experiencia. Como decía en el post anterior, no me cabe duda de que son la familia perfecta para mi!
Pero por otro lado, la situación que está atravesando la familia en estos momentos hace que ciertas cosas se vuelvan un poco más complicadas de lo que deberían (siento no poder dar detalles sobre esa situación, pero no me parece correcto hacerlo). Lo que si puedo decir es que esa situación nos afecta a todos, y que especialmente está afectando a mi niño mayor, por lo que conseguir que tenga una relación de confianza, cariño y respeto hacia mí está siendo difícil, muy difícil...
Por otra parte, es complicado encontrar la manera de trabajar con tres niños, de diferentes edades, diferentes sexos, y lo que es más importante, diferentes gustos y aficiones. Es difícil encontrar el punto medio para que todos se diviertan, disfruten y aprendan. Pero sigo trabajando en ello!

Como ya he dicho estoy teniendo días maravillosos, y días horribles también, en los que solo quiero recoger todo y volver a casa. Es duro vivir fuera de tu patria, es complicado coger tus cosas y marcharte de casa, es difícil llegar a otro país sola, donde todo es nuevo para ti y tienes que adaptarte a ello... Shock cultural lo llaman, y es que de repente te ves a miles de kilómetros de tu casa, con una familia que no es la tuya, con un idioma que no dominas, con unas costumbres que en ocasiones no entiendes y con otra forma de vida totalmente diferente a lo que estás acostumbrado... Y eso, señoras y señores, da miedo, mucho miedo (digan lo que digan, asusta). Pero al mismo tiempo conoces a gente maravillosa que está viviendo lo mismo que tu y con la que puedes tomar un descanso y hablar, y reír y en ocasiones incluso llorar, porque ellos entienden como te sientes... Por otra parte también sigues teniendo a tu gente ahí, al otro lado de la pantalla, al otro lado del teléfono, ellos siempre están ahí para ti, y aunque a veces no entiendan muy bien lo que estás viviendo o como te sientes exactamente, ellos siempre tienen la palabra exacta, el chiste justo o el comentario apropiado para animarte o consolarte en el momento en que lo necesitas. 

Como ya he dicho está siendo duro, está siendo muy duro en ocasiones, pero a la vez me alegro de haber tomado esta decisión, me alegro de haber decidido embarcarme en esta aventura y me alegro, sobre todo, de la gente que me rodea (mi gente de toda la vida, mi gente no tan de toda la vida, y mi gente nueva). Les estoy inmensamente agradecida por las palabras de ánimo cuando las he necesitado, los mensajes de voz que te cambian el día, o las inesperadas llamadas por whatsapp... De verdad GRACIAS, no hace falta que diga nada más!

Y hoy que se cumple mi primer mes en EEUU, también acabo de cumplir un año más, y es que ayer, día 13 fue mi cumpleaños (siiii, un martes 13, que le vamos a hacer, jajajajaja). Acabo de cumplir nada más y nada menos que 25 años! Y como es importante para mi os lo voy a contar.

El día de mi cumpleaños comenzó unas 6 horas antes (comenzó en hora española). Y como comenzó? Pues comenzó con un mensaje privado en facebook de alguien que no me esperaba. Cuando recibí ese mensaje estaba teniendo uno de esos días duros de los que he hablado un poco más arriba, por lo que recibir ese mensaje hizo un cráter en mi estado anímico. 
Justo en ese momento miré mi reloj, hice el cálculo a hora española, y en efecto, el día de mi cumpleaños había comenzado. Le expliqué a Meorah (que era quien estaba más cerca mío) que el día de mi cumpleaños había comenzado ya que en España eran 6 horas más, y allí ya era día 13 de septiembre. Tras unas cuantas preguntas de rigor para comprender eso de que mi cumpleaños había empezado, a pesar de que aún no habíamos cambiado el día, comenzó a cantarme una graciosisima canción de cumpleaños, con chachachas incluidos... Cuando terminó la canción me ofreció una moneda de un cuarto de dolar (su única moneda) y me dijo que era un regalo por mi cumpleaños. Os juro que la abracé tan fuerte que casi la desmonto. Esa era su única moneda, así que imaginarlos lo que ese gesto significó para mi. Acto seguido se dedicó a informar a toda la casa de que era mi cumpleaños... 

Varias explicaciones después sobre las 6 horas de diferencias y el inicio de mi cumpleaños, mi host dad me propuso ir a cenar fuera para celebrarlo, las niñas estaban encantadas, daban saltos de alegría mientras me abrazaban, besaban y suplicaban que dijese que si, pero Zev no estaba tan contento con la idea. 
Para mi (como ya he dicho) había sido un día bastante duro con Zev (mi niño mayor), pero aún teniendo en cuenta eso, YA era mi cumpleaños, por lo que la verdad he de decir, me apetecía muchísimo salir a celebrarlo. Decidí preguntar a Zev si le apetecía que fuera con ellos (si, se que mi host dad estaba ofreciendo la cena por mi cumpleaños, pero veía que el niño no se sentía cómodo con la idea). Así que pregunté y ¿cual creéis que fue su respuesta? un rotundo y tajante NO... si ya existía un profundo cráter en mi estado anímico esto terminó de hundirme por completo. Pero no pasa nada, puse mi mejor sonrisa les deseé que pasaran una buena noche y me fui camino de mi habitación, deseando poder llegar allí antes de que se me empezaran a caer las lágrimas.
Cuando ya empezaba a subir las escaleras, oigo que Tzelia me llama, y yo como "mierda", me giro, y la oigo decirme... "Otro abrazo" y viene corriendo, salta sobre mi y me abraza muy muy fuerte a la vez que me desea que pase una buena noche... Ahí ya no pude contenerme más y apenas me giré empecé a llorar.
El resto de la noche fueron lágrimas y más lágrimas, la verdad es que el inicio de mi día de cumpleaños no estaba siendo para nada como esperaba... Así que me fui a la cama MUY temprano y desee que a la mañana siguiente las cosas hubieran cambiado.
He de admitir que a la mañana siguiente me desperté tan mal como me había acostado la noche anterior, no me apetecía nada salir de la cama, solo quería volver a casa y que mi "mami" me abrazara y me cantase esa canción que tanto me gusta por mi cumpleaños (se que suena absurdo, pero cuando estás lejos de los que te quieren, a veces te sientes así...). 
En cuanto mis niñas se despertaron volvieron a abrazarme, besarme y cantarme el cumpleaños feliz, y después de desayunar decidieron hacerme un par de preciosas coronas de cumpleaños, coloreadas con rosa y lila que saben que me gusta (de hecho el lila es mi color preferido). LAS ADORO, no os podéis imaginar hasta que punto.

Durante el resto de la mañana me dediqué a hablar con mi gente, y a recibir felicitaciones de cumpleaños, por lo que mi ánimo fue mejorando mucho.
En primer lugar me pasé un par de horas, al menos, al teléfono con mi madre (ella siempre sabe que decir para que me sienta mejor), luego hablé un poquito con mi padre, después hice skype con mi hermana, luego hablé con un amigo que me envío una felicitación de cumpleaños super chula (muchas gracias por ese audio, fue genial, y justo lo que necesitaba para mejorar mi día), también hablé con mis abuelos (que monos ellos) y por último recibí una sorpresota por skype... una videollamada de mi pollito el amor de mi vida y mi súper exjefa cantándome el cumpleaños feliz. LOS ADORO, de verdad son geniales y no sabéis cuanto los echo de menos. Y para rematar una felicitación a lo Marilyn Monroe de mi mejor amiga...

Al final de la mañana ya estaba como una rosa, y todo el agobio y el bajón de las horas precedentes había desaparecido. El día de trabajo con los niños fue bien, aunque tengo una tensión constante esperando a que mi niño mayor explote de alguna manera (es algo que no puedo evitar).

Después, para seguir celebrando mi cumpleaños había organizado una cena con las au pairs que he conocido durante mi primer mes aquí. Si digo que fue maravilloso me quedaría corta... Aquí os dejo una foto de todas en el restaurante, =).


Y ahora os cuento, primero recogí a Jenn en su casa, me recibió con una tarta de chocolate y un super globo, y además su host kid (Sophia) me dio una tarjeta de cumpleaños que había hecho para mi esa tarde (que amor de niña, sobre todo teniendo en cuenta que la acaba de conocer unas horas antes).  Luego fuimos al restaurante y seguí recibiendo detallitos del resto de au pairs. Os dejo fotos de algunos de los que recibí...




La cena fue perfecta, incluso me cantaron el cumpleaños feliz y soplé las velas, fue genial (se que suenan detalles absurdos, pero repito que todos esos pequeños detalles hicieron que mi día fuera estupendo e inolvidable). *de la tarta no hice fotos, la comimos antes de que me diera cuenta de hacerlas, intentaré conseguirlas y actualizaré para que la veáis, =).

Lo gracioso de la noche sucedió cuando dejé a Jenn en su casa. Y es que resulta que había olvidado coger las llaves por lo que se había quedado fuera... Me escribió sin saber muy bien que hacer y finalmente decidí recogerla y esa noche terminó durmiendo en mi casa, porque era eso o dormir en la puerta de casa (le daba apuro despertar a sus host, que encantao). Una anécdota para recordar, sin lugar a dudas, jajajajaja.

Y hasta aquí mi entrada de hoy (que se ha hecho demasiado larga). Como veis este primer mes está siendo duro y maravilloso al mismo tiempo. Espero que las cosas se hagan más fáciles poco a poco, pero aún así estoy encantada con mi experiencia americana, sigo creyendo que a pesar de los momentos malos tomé la mejor decisión viniendo a vivir esta experiencia única y espero que el resto del tiempo no pase tan rápido como ha pasado este primer mes, porque como siga pasando así estaré haciendo las maletas de vuelta a casa mucho antes de que me haya dado cuenta...

Sin mas dilación, nos leemos en futuros post!

Un beso grande!


viernes, 2 de septiembre de 2016

15 días con mi host family!

Buenos días!

Supongo que estaréis ávidos de información sobre como han continuado las cosas por aquí, sobre todo teniendo en cuenta mi primer día sola con los niños y lo ocurrido con mi niño mayor...

Bueno, pues os voy contando lo sucedido durante los siguientes días y como se fueron desarrollando las cosas hasta llegar al día de hoy, que se cumplen 15 días de convivencia con mi host family.

La semana pasada, del martes al viernes, fueron días de trabajo intenso, muy intenso, trabajé como unas 9-10 horas diarias, aunque solo con mis dos niñas (os recuerdo, mellizas de 6 años y medio, como dicen ellas) ya que su hermano estaba de campamento. Fueron días muy buenos, muy cansados por la cantidad de horas seguidas de trabajo que tuve, pero geniales al fin y al cabo, fuimos al parque, a la biblioteca, jugamos en casa, fuera, cantamos, bailamos... fue divertido. 

El viernes teníamos reunión del cluster (para el que no esté metido en el mundo au pair en USA, un cluster es el grupo de au pairs de tu zona y de tu misma agencia) en casa de la coordinadora de zona, Ute. Fui con Paulina (y quien es Paulina? pues una encantadora chica mexicana que conocí uno de los días que fui con las niñas a la biblioteca. Y como nos conocimos? fácil, ella llevaba puesta la camiseta de Au Pair in America, y yo con toda mi cara me acerqué y le dije, tu también eres au pair? Fue divertido). La reunión del cluster estuvo súper bien, y me dio la oportunidad de conocer a muchas más au pairs que vive muy cerca mio, =).

El fin de semana fue mi tiempo libre, siiiii, todo el fin de semana (normalmente siempre serán libres, pero especialmente esta semana que me he quedado a una hora de llegar al límite), aún así aprovechamos el sábado por la mañana para ir a IKEA y acabar de comprar las cosas que faltaban para mi segunda habitación. *Curiosidad: en los IKEA de USA, tienen una zona de juego en la que puedes dejar a los niños durante un límite de tiempo (dependiendo si es fin de semana o entre semana) mientras tu compras lo que necesitas... no es genial?
A la hora de comer volvía el niño mayor del campamento, lo traía la abuela, por lo que me acerqué a conocerla. Cuando llegué y saludé al niño, me miró de nuevo con cara de odio y casi ni se dignó a saludarme ni a contestar a mis preguntas sobre que tal lo había pasado en el campamento... bueno, paciencia, es solo el principio (o eso esperaba).
Por la tarde me dediqué a poner a punto mi segunda habitación con todo lo que había comprado (incluido montar un sofá cama que mi host dad ha comprado para mi). Por lo que pasé una tarde muy entretenida.

El domingo salí a tomar algo con una de las chicas que conocí en la reunión del cluster, y luego cuando me volví a casa tuve un ratillo complicado. Por suerte alguien estaba ahí para echarme una mano, así que ya sabe que se lo agradeceré eternamente... Porque a veces simplemente necesitas saber que alguien está ahí cuando lo necesitas, aunque esté a unos 5320 kilómetros. GRACIAS, de todo corazón!

Y ya llegamos a la semana actual... El lunes volvía a trabajar durante todo el día y de nuevo con toooodos mis niños. Volvimos a tener un día difícil, puntualizo que ya que no tan difícil como el primer día, pero mi niño seguía decidido a retarme e intentar llevarme al límite. Fue complicado de nuevo, pero conseguimos superarlo, al fin acabó el día y... qué mejor manera de acabarlo que con un partido de béisbol? Siiiiiii, mi primer partido de béisbol. Y es que a mitad de la tarde mi host dad me escribió diciendo exactamente "How would you like to have an amazing Boston experience tonight?" ("Te gustaría tener una increíble experiencia en Boston esta noche?"), a lo que por supuesto contesté que si, pero que que era... Me mandó un par de fotos suyas con 5 entradas para el partido de los Boston Red Sox vs Tampa Bay Rays. Os puedo asegurar que yo estaba mucho más emocionada que los niños, y es que no solo pudimos disfrutar del partido, sino que antes de que empezara pudimos estar en el campo (si, abajo en el césped) durante la ceremonia de inauguración... Increíble pero cierto, fue alucinante, os lo prometo!
Os dejo algunas fotos de ese día.

 


Esta foto que aparece a la izquierda pertenece al momento en el que estuvimos en el campo, que justo antes del partido se realizo una ceremonia para la asociación "Jimmy Fund", que recauda fondos contra el cáncer infantil.







Y esta otra es durante el partido. La verdad es que ha sido muy chulo poder asistir a uno, por lo que creo que repetiré experiencia antes de volverme. La segunda vez espero que sin niños, que aunque los adoro, sería chulo ir con amigas, =).




El martes las cosas mejoraron con mi niño, fuimos al parque para una playdate con otras au pairs (Paulina, la chica mexicana de la que os hablé antes, Jenny, una chica alemana majísima y Cloe, una chica francesa que se va ya y la au pair que la sustituye, que la verdad no se ni como se llama, =() y sus respectivos host kids. En principio a mi niño no le apasiona la idea del parque, pero el día anterior le había dejado elegir quedarnos en casa o ir al parque, y quedándonos en casa se había pasado todo el día dándome por..., así que lo siento, se acabó el elegir. Nos vamos al parque, no obstante le llevé un libro (la madre me había dicho que como no le gusta mucho ir al parque, pero si leer, le llevase un libro así el puede dedicarse a leer y suele estar bien). Dicho y hecho, al parque todo el mundo, en cuanto llegamos mis niñas empezaron a jugar con los demás niños (y es que ya los conocían de la anterior playdate) y mi niño se puso a leer... Bien, parece que funciona! La sorpresa mayúscula fue comprobar que unos 10 minutos después mi niño se levantaba y empezaba a jugar con los demás... Cuando le pregunté que tal lo había pasado me miró con su cara de indifernecia (ya no de odio) y me dijo un seco bien, pero avanzamos ahora al menos me contesta! No veáis que alegría. Impresionante, hasta la madre alucinó cuando se lo conté.  

El miércoles las cosas mejoraron aún más, creo que también tuvo mucho que ver que mis niños empezaron el cole, y mis horas de trabajo se reducen a la mitad más o menos. Por cierto, el primer día de cole fue súper emocionante para todos. Dedicaré un post a hablar del sistema educativo americano, ya sabéis que como maestra que soy estoy muy interesada en eso... Mientras os dejo una foto de mis niños camino del cole... =)



Por la tarde estuvimos jugando en casa sin apenas contratiempos, incluso jugamos juntos fuera con un bumerang. Su cara seguía siendo de indiferencia, pero ya hemos dejado atrás el odio y hemos pasado a responder educadamente cuando nos preguntan, no está nada, pero nada mal. 

El jueves seguimos avanzando y mucho. Por la mañana nos pasamos como una media hora hablando en la cocina sobre un vídeo juego que le encanta, se le veía súper emocionado, y yo encantada de que hablara conmigo. Como las cosas no dejaban de mejorar con mi niño y la verdad es que estaba súper agradecida con él porque estaba poniendo muchísimo de su parte, decidí recompensarlo llevándolo a la biblioteca (le encanta ir). La verdad es que pasamos una tarde muy divertida, de nuevo.

Y esta mañana (viernes) ya ha sido el máximo, cuando he llegado a casa de la mamá (y es que hoy están allí) el niño ha venido corriendo donde mi, se me ha subido encima y ha empezado a jugar conmigo, ha sido genial!! Luego en el coche, camino del cole, hemos estado cantando todos juntos una canción que les encanta..

Como veis las cosas no dejan de mejorar por aquí. Adoro a mis TRES niños, si he dicho a los tres. Y aunque se que habrá días malos, creo que he encontrado la familia perfecta para mi y que va a ser un año maravilloso!

Este fin de semana, aprovecharé que el lunes es "Labor Day" (y por cierto lo tengo libre, recuerdo que tengo siempre libres todos los bank holidays) y me iré de compras, que por lo que me han dicho hay muchos más descuentos en las tiendas que habitualmente, ;). También aprovecharé para ver a mi queridisima Alessia (si, adoro anche te), una chica italiana que conocí durante el training y que actualmente vive en Houston, Texas, aunque pasa el fin de semana con su host family en Boston!! =).

Ya os contaré en el próximo post como fue mi fin de semana... Un besazo enorme!



lunes, 22 de agosto de 2016

Primer día sola con los niños!

Hola a todos!

Bueno, como bien leéis en el título, llego el día... y es que hoy he pasado mi primer día sola con los niños. Y lo que todo el mundo me pregunta, ¿qué tal? Pues como oigo mucho que se dice por aquí... SO HARD! O lo que es lo mismo... muy muy muy muy complicado/duro.

Antes de contaros, os recuerdo que mi familia está compuesta por un padre y una madre (en proceso de divorcio) y tres niños, dos niñas mellizas de 6 años y un niño de 8.

Como ya dije en post anteriores, ya sabía que con el niño lo iba a tener un poquito más complicado (aunque ya os adelanto que no pensé que tanto), mientras que con las niñas iba a ser "coser y cantar" (uso las comillas porque tendrán sus días malos como todos los niños, pero en principio son toooodo amor), pues tal y como pensaba así ha sido.

Mi día de trabajo empezó a las 7.30 que fue cuando me recogió la madre (porque aún no tenían listo el seguro del coche, por lo que aún no podía conducir). Me llevó a su casa (que como sabéis ya conocía) y me enseñó donde había dejado preparado el lunch y que dar de comer a cada uno de los niños en base a sus preferencias en cada momento del día (y es que aquí los niños, o al menos los míos, desayunan (sobre las 7), toman media mañana (sobre las 10), comen el lunch (sobre las 12), meriendan (sobre las 3) y cenan (sobre las 6); y como para mi las cosas son complejas, cada uno de mis niños come una cosa diferente en cada momento del día, y a esto sumamos que siguen la dieta kosher, un lío vamos). Después la mamá se fue a trabajar y me dejó sola con los tres niños.

El principio de la mañana muy bien, la verdad es que todo fue sobre ruedas, estuvimos jugando juntos, leyendo y pasando un buen rato. Llegamos a la hora de la media mañana sin problema, preparé algo para cada uno de ellos y hasta ahí todo bien... No se como ni por que, las cosas empezaron a no ir tan bien a partir de ahí. Como ya he dicho anteriormente mis niñas son un amor, y para lo pequeñas que son he decir que se han portado como verdaderas campeonas hoy, me han ayudado muchísimo en todo, y la verdad es que se lo agradeceré eternamente...

Todos los problemas han venido con mi niño mayor (de 8 años), ha empezado a decidir retarme (eso entra dentro de lo normal, ya sabía que pasaría, son niños y necesitan saber hasta donde te pueden llevar), pero ha decidido retarme hasta límites insospechados. Lo primero, es que a cada cosa que le pedía contestaba sistemáticamente no, cada vez que le decía que no hiciera algo él lo hacía, si le decía que parase de hacer algo seguía haciéndolo (como lanzar cosas a sus hermanas, por ejemplo)... y todo esto acompañado de risas mientras me miraba queriendo decir, no te hago ni puto caso y me la pela. Bueno, vale, empecemos a usar todo aquello que tan bien se me da y que tanto me ha servido en otras ocasiones (como el tiempo fuera, dejarlo solo, intentar razonar...), pero nada. IMPOSIBLE con él. Vale, no me desespero, no desisto.

Llega la hora del lunch, les pido que recojan sus cosas e intento "hacer las paces con el niño", les prometo una galleta si dejan todo bien recogido. Las niñas lo hacen sin rechistar (a pesar de que el niño no dejaba de pincharlas y retarlas, vamos, que no paraba molestar a mis probrecillas) pero el niño, aún ofreciendo mi ayuda para recoger, decide que se la pela y que va a seguir haciendo lo que le salga de la punta, pues vale, no pasa nada, se queda sin galleta y listo.

Bajamos a comer, terminan el lunch y empiezo a hablar con las niñas sobre si quieren la galleta ya o prefieren esperar... Ahí aparece el niño en acción, diciendo que el quiere la galleta, le digo que lo siento mucho pero que para el no hay galleta, primero porque no ha recogido las cosas, y segundo porque lleva toda la mañana dándome por el... (bien explicadito con mi súper inglés, todas las razones de porque no le doy la galleta).
Nos pasamos como 30 minutos discutiendo sobre la galleta, lágrimas, gritos, enfados y demás y yo que no cambio de idea (ya sabéis que cuando digo algo lo cumplo, en todos los sentidos, pero especialmente cuando trabajo con niños). Mi niño que decide ponerse delante del armario para que no pueda coger las galletas, yo que lo aparto y las cojo. Doy una galleta a cada una de sus hermanas y mi niño que vuelve a lo de antes, gritos, lágrimas, enfados y demás, pero yo que no cambio de idea. Voy a guardar las galletas y mi niño que intenta quitármelas, las pongo en un estante donde no llega y el que intenta subirse a la encimera para cogerlas, yo que lo bajo, me pongo delante de él y le digo que no, que el no tiene galleta, y vuelvo a explicar el porque de mi decisión.
Ahí empieza la hecatombe... si antes habían sido lágrimas, gritos y enfados, ahora se suman puñetazos, patadas, arañazos, insultos, empujones, intentos de mordisco... mira, os juro que nunca me había pasado nada parecido. Pero paciencia, cuando parece que empieza a calmarse empezamos otra vez, puñetazos, patadas, arañazos, insultos, empujones, intentos de mordisco, lanzamiento de objetos, un muy alto I HATE YOU (si, Sandee lo estoy haciendo bien desde el primer día), un no quiero que vuelvas a venir a esta casa y millones de ingeniosas frases más... Después de soportar esta situación durante muchísimo tiempo, creo que hemos podido estar así al menos 45 minutos (con las consiguientes marcas por todo mi cuerpo regaladas por mi niño en ese tiempo) decido llamar a la madre a ver si ella me ayuda a calmarlo, porque yo ya no se que más hacer. La madre consigue calmarlo pidiendo que vaya a su habitación (odio tener que admitir que he necesitado ayuda de la madre, pero cuando no se puede, no se puede y punto, hay que pedir refuerzos, además que como sabéis los 8 años empiezan a salirse de mi rango de edad).
Me quedo sola con las niñas, y os juro que lo he pasado taaaaaaaan mal durante ese rato que se me caían las lágrimas cuando estaba con ellas. Por suerte ya os dije que las niñas han sido un amor, un amor de verdad, me emociono de recordarlo... Durante todo este rato se han mantenido al margen y me han ayudado en todo, M especialmente que a pesar de que su hermano le ha dado un puñetazo horrible en toda la barriga, la pobre mía ha seguido ahí intentando ayudarme, ha ido a comprobar que su hermana estuviera bien (porque en este tiempo la había perdido de vista), ha intentado calmar a su hermano, me ha acercado el teléfono para llamar a su madre, ha explicado la situación a su madre (que yo con intentar que el niño no siguiera pegándome tenía suficiente), un amor de verdad. Luego T, cuando ya se había calmado su hermano y había subido a la habitación, me ha ayudado a limpiar el estropicio que había por el suelo (porque mi niño ha tirado todo lo que había por el medio) sin que se lo pidiera. Ya os digo que un amor, las adoro, de verdad, hoy se han ganado mi amor eterno.

Cuando mi niño ha conseguido calmarse, he de decir que ha venido a jugar con nosotras y lo hemos pasado bastante bien, aunque yo estaba con una tensión horrible, no fuera que volviese a explotar... Finalmente ha llegado la mamá a casa y ha hablado con el niño, esperemos que en el resto de los días las cosas vayan mejorando, porque pasar un año así se me va a hacer difícil. Por suerte, esta semana el niño está de campamento (hasta el viernes) por lo que podré disfrutar de la compañía de mis niñas y creo que pasaremos un muy buen tiempo juntas. Ya os iré contando.

Aún así, desde ya os digo que no pienso rendirme con el niño, aunque me vaya llena de moratones cada día a casa, así que deseadme suerte!

Un beso enorme y os mantendré informados sobre las novedades de mis días con mis queridos host kids, =).


Primeros días en mi nuevo hogar!

Hola a todos!

Me quedé en el último post contando que poníamos rumbo a nuestros nuevos hogares, verdad? Bueno, pues yo puse rumbo en tren a mi nuevo hogar, he de decir que a pesar de tener que recorrer como un millón de vagones con las maletas a cuestas hasta encontrar un sitio libre, el viaje en tren (excepto el detallido del aire acondicionado, para el que ya iba preparada) fue genial, el tren tenía cargadores y además WiFi, así que una 3 horas y media y una intensa conversación vía whatsapp después llegaba a mi destino.
En principio, cuando llegué, mi HD (que era quien me recogía) no estaba esperándome a las puertas de tren (algo que por una parte agradecí, que estaba atacada de los nervios), subí las escaleras y cuando ponía rumbo a la salida, ahí que venía él, muy campechano. Según se acercaba lo oí decir, Leila? y yo como, siiiiii, soy yooo, jajajajajaj. Nos dimos un abrazo y pusimos rumbo a mi nueva casa. El viaje fue de apenas 15 minutos, y estuvo muy bien, no paramos de hablar en todo el camino. La llegada a casa... no fue tan bien, antes de nada, para los que no me conozcáis, deberías saber que yo soy todo orden, me encanta que cada cosa esté en su lugar, y bueno, digamos que cuando entré en la casa, era justo todo lo absolutamente contrario a mi. Oh, oh, que mal así de primeras... Tranquila Leila, no te quedes con la primera impresión, no pasa nada. Subo a la que va a ser mi futura habitación y me veo solo un colchón con un somier, ni sábanas ni toallas, ni nada de nada (yo sabía que estaría semi vacía, pero no me esperaba esto bajo ninguna circunstancia), bajamos a que me siga enseñando la casa y sigo diciendo que es todo lo opuesto a mi (que mal), me da las sábanas y las toallas (recién sacadas de la secadora) y decido que ha llegado el momento de ir a dormir... Mañana será otro día e igual veo las cosas de otra manera, porque por ahora me estoy agobiando.
Os presento mi habitación cuando yo llegué (bueno, esto es a la mañana siguiente que ya tenía sábanas y toallas), jajajaja.



Por suerte el día siguiente (viernes) las cosas mejoraron bastante, me recogió la mamá (dándome la bienvenida con un gran abrazo) con uno de los niños, el mayor, pasamos el día juntos y a última hora recogimos a las niñas, que llegaban de un campamento. Estuvo genial, la verdad y mis impresiones sobre la familia empezaron a cambiar.

El sábado me fui con el papá a comprar cosas para mi habitación (que como bien me dijo Hector cuando le envié la foto, no está muy vacía? jajaja), la verdad es que me dejó comprar todo lo que quise (pagaba él) e incluso me animaba a comprar alguna que otra cosa más. Estuvo genial, llegamos relativamente pronto a casa y nos dedicamos a acabar de poner a punto mi habitación. Aún nos quedan cosas que comprar para mi segunda habitación (iremos el próximo fin de semana), pero en principio mi habitación principal ha quedado así.































Ha quedado chula, verdad?

Después el domingo fue genial también, volvió a recogerme la mamá y nos fuimos al museo de las ciencias que está en Boston, me encantó el sitio, y además como tienen tarjeta de socios creo que llevaré bastante a los niños allí, =). Tras el lunch me acercaron a casa porque mis niñas tenían play date con una de sus amigas del cole y la verdad es que yo estaba cansada. El resto del día lo pasé en casa en modo relax y actualizando el blog (que falta le hacía).

Y hasta aquí mis primeros días con la familia. El primer día de trabajo lo publicaré justo a continuación de esta entrada (ya lo tengo escrito) para que veáis como me fue, =).

Un beso enorme!

domingo, 21 de agosto de 2016

Training!

Hola hola a todos de nuevo!

Como veis estoy sacando un poquito de tiempo para escribir, y es que como ya dije en el post anterior, al fin estoy asentada en Boston, por lo que por las noches tengo un poquito más de tiempo libre (tiempo que dedico a daros las buenas nuevas, se que algunos estáis ansiosos por saber como va todo por aquí).

En este post intentaré hablaros un poco sobre el training, que para los que no lo sepáis son unos días que las au pair pasamos en Nueva York haciendo cursos sobre el cuidado de niños, la cultura americana, y que esperar de nuestro año aquí.
Yo empecé el training un día antes de lo que se suele hacer, volé un domingo y empecé el training un lunes (habitualmente se vuela en lunes y se empieza el training en martes) pero mi familia me pagó el curso teórico de conducir, por lo que adelanté todo un día, =).

Bueno, en el post anterior me quedé en la llegada al hotel del domingo, llegamos a primera hora de la tarde, hicimos el check in en el hotel y nos dieron la llave de nuestra habitación. Y después? Pues después nos quedamos un poco descolocadas, porque no sabíamos muy bien lo que teníamos que hacer... Aunque por suerte nos encontramos con otras au pairs que nos indicaron que una hora, más o menos, teníamos una reunión donde nos explicarían todo. Tras la reunión llegó la hora de la cena (si, cena después de todo lo que habíamos comido en el avión), y que creéis que cenamos las 4 (Bea, Alessia, Fabiola y yo)? Pues típica hamburguesa americana, con sus patatas y todo, jajajaja. Que yo diga que la carne estaba carbonizada (cuando sabéis que me encantan muy hechas) os da una idea de como estaba (Hector, cuando vengas ni se te ocurra pedir carne, porque vas a odiarla...).



Después de eso, bañito en la alberca (como dirían en México), piscina para todos los españoles, y a dormir, que estábamos reventadas después de todo el viaje, =).


El lunes nos despertaron a las 7 de la mañana (y digo nos despertaron porque sonó el teléfono de la habitación), mis compañeras y yo nos cagamos en todo pero tocó salir de la cama (creo que aún no lo dije, mis compañeras de habitación eran una chica brasileña, un amor, y una chica alemana, un poco siesa, que van a vivir cerca mio en Boston). Desayuno típico americano también, cereales, huevos, bacón, fruta, bagels, mantequilla de cacahuete... aunque no había pancakes... =(. Comimos como cerditas y a empezar con el curso de conducir. 

He de decir que el curso de conducir está genial, así que si la familia os ofrece hacerlo no lo rechazéis. La chica que lo da es una cachonda, súper divertida y la verdad es que se la entiende muy muy bien, además hay muchas cosas diferentes en relación a la conducción en España, por lo que es súper útil. Hicimos una pausa para comer y luego seguimos por la tarde. Lo único malo? El problema que tienen los americanos con el p... aire acondicionado, y es que nos tenían congeladas, con deciros que las chicas nórdicas iban con chaqueta de invierno y gorro... Bea y yo hasta nos llevamos una toalla para taparnos las piernas (un frío del demonio, vamos...).
Como terminamos bastante pronto el curso (a las 3.30 exactamente) decidimos irnos a visitar la ciudad de Nueva York. Formamos un grupo curioso, erase una vez tres polacas, dos mejicanas, dos españolas y una italiana, jajajaja. Cogimos un taxi hasta la estación de tren (3$ por persona) y luego un tren hasta Grand Central (20.50$ ida y vuelta). Visitamos un poquito de Times Square, decir que es impresionante se queda corto... Aquí os dejo una foto.



Y después cogimos el metro dirección South Ferry (fue divertido, porque de repente en una de las últimas paradas el metro se paró y se vació casi por completo, vamos que en el metro solo quedábamos los turistas, por suerte un amable señor nos informó que teníamos que ir a la parte de delante del metro, que era la que llegaba a South Ferry, tenías que habernos visto, 8 "guiris" corriendo por la estación hacia no sabíamos muy bien donde, jajajaja), después cogimos el ferry gratuito a Staten Island para poder ver de "cerca" la estatua de la libertad y una preciosa vista de Manhattan. A la vuelta en metro, nos faltaban un dolar en cada tarjeta (si para entrar en el metro de Nueva York necesitas una tarjeta donde pones dinero, nosotras compramos dos para las ocho que íbamos, si, se pueden compartir) por lo que dos de nosotras se quedaron sin poder pasar, por suerte dos amables (muy amables) jóvenes nos dieron sus tarjetas (aún no entiendo muy bien como ni por que, jajajaja).

Os dejo algunas fotos para que disfrutéis de las vistas.



El segundo día de training (martes) fue cuando nos juntamos con el resto de au pairs (unas 200 mujeres juntas en el mismo hotel, una locura, aunque conozco a mas de uno al que le hubiera encantado estar invitado, ;)) este segundo día también fue muy divertido, nos dividieron en dos grupos, por suerte a mi me tocó el grupo de la habitación donde se estaba calentito, jajajajaj, pero en el otro grupo hacía tanto frío como en el curso de conducir del día anterior (aviso a navegantes, ropa de abrigo para el training). La chica que nos tocó era genial, también muy muy divertida y se la entendía muy bien, además hacía una pequeña pausa cada hora, cosa que se agradecía.
Esa tarde hicimos el tour por la ciudad de Nueva York que me había pagado la familia también, he de decir que por lo que cuesta en APIA (80$) no merece la pena, así que si no os lo paga la familia ni os molestéis en hacerlo es preferible que vayáis a vuestra bola. Lo que merece la pena del tour es que subes a "The top of the rock" y la vista desde allí es increíble...


El tercer día de training (miércoles) tuvimos una clase con la cruz roja americana sobre primeros auxilios, la verdad es que me resultó un poco aburridilla, pero creo que es más bien porque yo ya tengo el curso de primeros auxilios hecho, entonces todo lo conocía ya... Esa tarde-noche, acabamos bastante tarde las clases, por lo que decidimos hacer fiesta de pijamas, además era nuestro último día juntas en el hotel. La verdad es que fue genial, hemos formado un grupo chulo durante el training, y nos divertimos mogollón dándole a la sin hueso, tanto que me encontré al de seguridad por el pasillo que venía a ver que estábamos haciendo, jajajaja... 



Y así, llegamos a nuestro último día de training (jueves) día en que cada una de nosotras se iría a conocer a su host family. Esté día la verdad es que fue muy emocionante, aunque parezca una tontería en poco tiempo he hecho grandes amigas, amigas que creo van a ser para toda la vida, =). Ese día estamos todas "so exciting" entre los nervios de conocer a tu familia durante el próximo año y la pena de las despedidas, es un día bastante ajetreado... 
Al principio de la mañana todo sigue la "normalidad" del resto de días, pero uso las comillas porque como ya digo estamos demasiado emocionadas para que todo sea normal. Así que esa mañana, solo hablamos y hablamos y hablamos (just talk and talk and talk) entre nosotras intentando calmar los nervios (recuerdo que Chiara se devoró todas las uñas). Después del lunch sube aún mas la tensión, ya que a las 2 empiezan a llegar algunas familias (las familias de aquellas a las que recogen en el hotel) y a las demás nos empiezan a organizar para que cojamos nuestros respectivos medios de transporte (tren, avión, autobús) hasta donde nos esperan nuestras futuras familias. Todo este ajetreo entre despedidas, besos, abrazos y promesas de volver a vernos...




Bueno chicos, me encantaría seguir, pero es tarde y mañana magrudo... mañana será mi primer día de trabajo oficial (que emoción), así en el próximo post os contaré mis primeros días con la familia.

Mientras un beso enorme y un abrazo.

Poooor cierto, hoy se cumple mi primera semana en suelo estadounidense y ya os digo que está siendo increíble... todo lo que os pueda contar en el blog se queda corto en comparación a la maravilloso que está siendo, =). Estoy feliz y solo quería compartirlo, =)

sábado, 20 de agosto de 2016

Últimos tres días en España y vuelo!

Hola a todos!!

Lo primero que debo decir es... ESTOY EN BOSTON, siiii señoras y señores, damas y caballeros, niños y niñas. Al fin puedo decir que estoy asentada en Boston, pero como eso es lo último que ha pasado y hace 9 días que no escribo voy a contaros los últimos acontecimientos (puede que en más de un post diferente, que hay mucho que contar) en el orden en que ocurrieron (espero no olvidar nada importante).

Empecemos por el principio. Los últimos tres días fueron frenéticos, os voy a contar lo más interesante de cada día (es que no me da tiempo a contarlo todo), =).
El día después de escribir el post fui a intentar cambiar mi dinero en el banco, entro en el banco de mi pueblo, me dirijo a la chica y le digo que me gustaría cambiar euros por dolares americanos, me dice que cuanto, le digo que para tener 100$ y SORPRESA... me contesta que vale, pero que tardarán una semana. Bien, muy bien Leila, no tengo tiempo... me voy en 3 días. Le digo que no me da tiempo y me dice que lo intente en el aeropuerto. Bueno, pues tendré que hacerlo así, aunque me sangren por el cambio o intentar sacar dinero en cuanto llegue a Nueva York, me cueste lo que me cueste. Al final cambié en el aeropuerto (aclaración, en el aeropuerto cambian el dinero sin ningún problema y además no te cobran comisión, así que al final me salió bien, =)).

El día siguiente (viernes) quedé con mis súper exjefes de Italia y mi pollito-el amor de mi vida, estuvimos toda la tarde juntos y me lo pasé genial, si es que los adoro... Cenamos juntos (con toda su familia) y tatatachán, en medio de la cena me escribe mi amigo Tiano para saber si me apetecía tomar algo en su pueblo, a lo que por supuesto contesto que siiii (y es que ya sabéis, salir, beber, el royo de siempre.. quitando las drogas y que no bebo, jajajaja). Fui a casa, me cambié de ropa y lista para salir. La noche fue estupenda, estuve con un montón de grandes amigos con los que me divertí mogollón, solo hubo un problema... me liaron (prometo que no fui yo, fueron ellos los que me liaron) y llegué a casa pasadas las 7 de la mañana... 
Hasta ahí sin problema, no?, excepto que a las 15.30 de ese mismo día salía mi tren dirección a Madrid y, por si no lo recordáis os lo recuerdo, aún tenía la maleta sin hacer. Tuve que tomar decisiones, jajajajaja, y decidí hacer la maleta sin ir a dormir y una vez terminada y realizado el tour de despedidas, acostarme un poquito hasta que diera la hora de ir a coger el tren... Hacer la maleta sin haber dormido? No os lo recomiendo, bajo ningún concepto, me pasé casi toda la mañana intentando no quedarme dormida sobre ella e intentando decidir que era necesario y que era prescindible (porque obviamente no todo lo que había seleccionado me entraba en la maleta). Cuando conseguí terminar la maleta y el tour de despedidas era hora de coger el tren... Mierda, me voy sin dormir, pero no importa, tengo tiempo en el tren (unas tres horas), hasta que va y me toca sentarme detrás de un mocoso que se lleva todo el camino gritando. y oye, no creáis que no me gustan los niños, soy au pair, los adoro, pero... me cago en el, mis tres horas de dormir se convierten en una hora y poco...
Llego a Madrid (con retraso, como no), y nada de dormir, me recoge mi amiga Irene y nos vamos a ver a Irma, tarde de acá para allá, disfrutando de las últimas horas en su compañía. Cenamos fuera e... Irma me lía (fue ella la que me lió, lo juro) para salir a tomar algo. Salimos y cuando conseguimos volver a casa me doy cuenta de que solo tengo unas tres horas para dormir antes de que llegue el momento de ir al aeropuerto. Bien, voy a ir descansadita en el avión, jajajajaja.

Llego al aeropuerto y 15 minutos después aparece Bea (la chica de mi agencia que volaba conmigo, os hablé de ella en el post anterior, un amor de niña), nos dirigimos a la zona de check-in y justo ahí empiezan las cosas raras que ya sabéis que suelen pasarme, jajajajaja. Lo primero es que, estamos esperando en la cola para hacer el check-in, cuando se me acerca un señor de la aerolínea y me pide que lo acompañe... Mi cara? un poema, la de Bea? como la mía. Me pide el pasaporte y me empieza a hacer preguntas. ¿Donde vas? ¿Cuanto tiempo vas? ¿Que vas a hacer? ¿Donde vas a vivir? ¿Dirección de la casa? ¿Cuantos niños son?, un tercer grado vamos. Después del examen, me pone una pegatina en el pasaporte y me pide que espere ahí. Llega el turno de Bea, sigue más o menos el mismo proceso y nos hace esperar... Al fin conseguimos hacer el check-in, aunque no entendemos muy bien que ha sido eso.

Pasamos a la zona de controles y... más cosas raras, bueno conmigo no tanto, el cacheo habitual que ya estoy acostumbrada a que me hagan, y lo raro le sucede a Bea, que le pasan un papelito por el pantalón y le dicen que es para detectar sustancias no permitidas, perdón?? es que tiene cara de traficante o algo? Bueno, el test debe dar negativo porque nos dejan pasar. =)

Después de eso, todo correcto, hasta que llegamos a la zona de embarque (nuestro vuelo ya está embarcando) y me pongo a intentar hacer una foto al típico cartelito de aeropuerto donde se indica el destino del vuelo (pensé que quedaría chulo en el blog), cuando se me acerca (casi corriendo, lo prometo) una azafata para indicarme que no está permitido hacer fotos... joe, que problema tienen los americanos con las fotos?? Intento frustrado, así que subimos al avión.

El vuelo sin mucha novedades, típico americano, comer cada dos horas (juro que fue aproximadamente cada dos horas), primero nos dieron las típicas galletitas saladas con forma de lazo, luego nos trajeron el lunch (a las 12:30 de la mañana más o menos), luego nos dieron un helado y por último la merienda, casi nos toca salir del vuelo rodando, jajajajaja.

Mini Pretzels
Lunch


Heladito
Merienda


También pasaban cada poco tiempo ofreciendo algo de beber, además cuando montamos en el avión nos dieron una almohada y una mantita (cosas que por supuesto usé, porque en el tiempo que no comía me dedicaba a dormir, recordad que las dos últimas noches apenas había dormido). 8 horas y media después aterrizamos en el JFK de Nueva York, ESTOY EN NUEVA YORK.

Ahora tocaba pasar el control de aduanas, rellenas un papel diciendo si tienes algo que declarar (como mucho dinero, o productos que vayas a revender, o algo así), yo no declaré nada, y sobre una hora y media de cola después consigues pasar el control, donde la chica/chico de aduanas te pone el ansiado sello en el pasaporte (siiiiii, tengo mi primer sello en el pasaporte!) tras enseñar también el DS2019 y explicar lo que vas a hacer en el país (que felicidad, es mi primer sello en el pasaporte, =)). Luego vas a recoger el equipaje (por suerte estaban ambas maletas) y vuelves a pasar otro control donde entregas el papel con lo que has declarado y te preguntan de nuevo sobre lo que vas a hacer en EEUU.

Mi primer sello (si, me hace mucha ilusión).

Como ya sabéis, hay una representante de APIA lista para recogeros en el aeropuerto, la nuestra era graciosísima, no paraba de hablar, aunque ninguna la entendíamos nada (ni Bea, ni Alessia, una chica italiana que llegó a la misma vez que nosotras, ni yo) pero ella no paraba de hablar, era muy graciosa, la verdad... Luego fuimos a recoger a una chica mejicana que llegó más o menos a la vez, solo que a otra terminal, Fabiola se llama. Y entonces, pisamos suelo neoyorkino (el del aeropuerto, de la puerta, pero Nueva York al fin y al cabo, jajajaja) menudo bochorno hacía, madre del amor hermoso, eso si era calor... Bienvenidas a Nueva York, =).
El viaje en coche hasta el hotel fue gracioso, me convertí en la traductora oficial italiano-español, español-italiano, además de que nos fueron a buscar en un maxi coche con chófer de traje, estuvo chulo, =).

Y entonces llegamos al hotel, =).

En el siguiente post, intentaré contaros el training y los primeros días con mi host family.

Mientras tanto, os mando un besito enorme y espero podáis leerme pronto, =)

jueves, 11 de agosto de 2016

A tres días!

Buenos días!

Lo primero siento muchísimo teneros así de abandonados (sobre todo cuando solía escribir muy muy a menudo), pero está siendo un verano difícil por aquí (bueno, decir difícil se queda bastante corto) y casi no me queda tiempo de escribir. LO SIENTO!

Como podéis leer en el título, siiiiii, estoy a tan solo tres días de mi viaje a EEUU. Tan solo tres días, como pasa el tiempo... casi no puedo creerlo. Y en realidad no es que no pueda creerlo, es que no tengo ni siquiera tiempo de pensar en ello. Creo que aún no he asimilado que en tres días a estas horas estaré pisando Nueva York.

Desde mi último post, en el que os contaba la cita en la embajada, he seguido preparando cosas.
Hice el pago de la agencia, donde elegí ampliar la opción B del seguro médico (creo que la opción de ampliar el seguro médico solo te la da APIA, pero no estoy segura). Sobre ampliar o no el seguro médico hable con mi HF (os recuerdo que ella es psicóloga y el enfermero, por consiguiente conocen bastante la sanidad del país) y me dijeron que si no me gustaban los deportes de riesgo con ampliar la opción B era suficiente, y que era bueno hacerlo porque elimina el copago.
Aquí os dejo una tabla comparativa de todas la opciones, para que os hagáis una ligera idea de lo que hablo, =).


Por otra parte, el sábado pasado (una semana y un día antes del día de partida) me llegó la información de los vuelos (menuda ilusión me hizo). Recibí un correo de la agencia en el que me informaban de que los detalles de mi vuelo estaban disponibles en la web. Corrí "cual gamo" a conectarme a la web de APIA y efectivamente, allí aparecía la información. Despego el domingo día 14 de agosto, por la mañana, de Madrid, Barajas y aterrizo unas 8 horas y media después en Nueva York, JFK. Mi agencia te da la opción de ponerte en contacto con otras au pairs (no se si todas las agencias lo hacen) que vayan en tu mismo vuelo (si ellas quieren) y en mi caso he conocido a una chica majísima Bea, que da la casualidad que también tiene blog (aquí) y que será con quien comience mi aventura americana, =).

A parte de esto he hecho también el carnet de estudiante internacional (que aunque la agencia no te lo propone, he leído en otros blogs que está muy bien dado que hay bastantes descuentos con él en EEUU), que se solicita por internet y en unos días te lo envían a casa (eso si, previo pago del carnet y el recargo por enviarlo a casa, pero no asustarse, son sobre 10€ solo). Y también he ido a hacer el carnet de conducir internacional, fui a hacerlo a Cáceres (que en Plasencia, me cago en toda su estampita, no hay DGT) y ya que estaba aproveché el viaje para conocer a dos futuros au pairs que inician su aventura unas semanas más tarde que yo. Una es Alba, mi salvadora particular y sobre la que ya os he hablado en otras entradas (blog aquí) y el otro es Alex, un chico majisimo con el que también he tenido el placer de hablar (blog aquí).
Son un encanto, tomamos una cervecita (bueno Alex tomó cerveza, Alba y yo somos mas sanas, jajajajaja) y luego nos fuimos a comer al Fosters (comida americana para conocer a futuros compañeros de aventura en América). Pasamos toda la tarde juntos y sin cerrar el pico (se junto el hambre con las ganas de comer, lo que nos gusta hablar...) La verdad, me han caído muy muy muy muy bien (y se queda corto)... estoy deseando que nos veamos de nuevo (la siguiente vez al otro lado del charco). Aquí os dejo una foto para que los conozcáis... ;). Son un verdadero amor!



La cita del carnet de conducir internacional fue sin muchas novedades, exceptuando que entrando en Cáceres mi móvil decidió volverse loco y dejar de indicarme por donde debía seguir (gracias a que ya estaba al lado y una señora muy maja me indicó como llegar y donde aparcar) y que la chica de tráfico me riñó un poco (bastante) por llevar una foto demasiado grande (si, usé la foto de la embajada, que las tenía muertas de risa, aunque os aconsejo no hacerlo, no solo por evitar la charla, sino porque a mi estuvo a punto de rechazarmela, debí darle pena).

Durante este tiempo también he pensado y comprado los detalles para mi HF. Me ha costado bastante decidirme, sobre todo en el caso de los niños (la verdad es que aún no los conozco demasiado y es difícil acertar cuando no conoces lo suficiente a alguien).
Para los padres lo tuve claro desde el principio, quería algo típico de por aquí, por lo que decidí que les iba a llevar una botellita de aceite de oliva virgen extra Urdoliva (es la fábrica de aceite que hay en mi pueblo, siiiiiii, hago publicidad porque es una aceite muy muy buena y es de mi pueblo, =)) y un botecito de pimentón de la Vera (que sepan lo que son alimentos ricos ricos ricos, y de la zona, =)).
Para los niños me costó mas, pero al final decidí que les llevaría el juego del parchís y la oca y el dominó (que son los típicos juegos de mesa en España, y además es que a mi me encantan los juegos de mesa) y un libro de historias típicas en España, para leer antes de ir a dormir (si les apetece). Decidí no llevar regalos individuales porque luego las comparaciones son odiosas y no quiero empezar creando alguna discusión entre los niños, jajajaja.

A parte de todo esto, me dedico a prepararlo todo para mi partida, tengo la habitación de mi hermana (aprovecho que está trabajando fuera y uso su habitación) que parece un campo de batalla. Ropa por aquí, productos de aseo por allá, documentos por el otro lado, zapatos en el medio... es digno de ver (aunque no os la voy a enseñar, que me da vergüenza). Tengo una lista inmensa de cosas que me tengo que llevar y solo dos maletas (una para facturar y otra de cabina) y una mochila para llevarlo todo... ¿Lo conseguiré? El sábado por la mañana lo sabremos, que es cuando tengo intención de poner todo dentro de las dos maletas. ¿Es posible que me estrese más de lo que ya estoy? Si, muy probable, pero si lleno antes la maleta se que voy a estar dando vueltas a si puse tal o cual cosa, y donde lo puse exactamente, y como consecuencia voy a revolver todo y al final va a ser peor, así que paciencia no hay otra ciencia, y a esperar al sábado para ponerlo todo dentro de las maletas.

Por ahora es todo, me disculpo de nuevo por teneros abandonados, pero no puedo hacer más de lo que ya hago... Y espero que volváis a leerme pronto.

Un beso enorme!

P.D. Mi HD me manda de vez en cuando fotos de mis niños (que salados son) y me informa de como va todo por allí, además también está poniendo todo a punto para cuando yo llegué, está arreglando mi habitación (pista, es lila) y organizando todo (me envía también fotos de mi futura habitación). Que señor más encantador, =).


jueves, 21 de julio de 2016

Visa concedida!

Hola a todos!!

Lo primero que os merecéis es una disculpa como una catedral, lo siento por tardar tanto en dar novedades (que las hay), pero entre unos y otros me tiene liadísima, no paro, de verdad.
Mi último mes en España está siendo una pasada... no tengo tiempo de aburrirme. Y siiiii, es mi último mes en España, porque ahora que me doy cuenta, creo que ni en el último post (que os hablaba de mi maravillosa familia) ni en el anterior (en que os contaba mi cambio de familia) os dije la fecha exacta en que empezaba mi aventura en EEUU. Así que una vez dada la disculpa, que era lo primerísimo, lo segundo es decirlos la fecha... 14 DE AGOSTO, siiiii el 14 de agosto (ya dentro de nada) vuelo a tierras americanas (que ganas tengo, no os lo podéis imaginar, =)).

Y una vez hecho esto, que estaba pendiente, os cuento las novedades. Como ya había dicho previamente mi vida es una maratón de obstáculos (que no me quejo, me encanta de hecho, es la chispa de la vida), pero a veces podía ser un poquito más fácil todo, ahora entenderéis por que os comento esto, =).

Como dije en mi último post estaba a la espera de recibir los papeles de la agencia para poder pedir la cita en la embajada (como sabéis, y si no lo sabéis ya os lo cuento yo, los papeles suelen tardar alrededor de 10 días), bueno, los míos tardaron bastante menos, el día 11 de julio había recibido los papeles. Que bien, pensé, que rápido todo, al fin algo que es sencillo.
Me los dieron mis padres por la noche (los habían recogido ellos porque yo andaba de viaje por Burgos, la capital del frío, jajaja) y decidí ponerme con la cita en la embajada lo antes posible, esa misma noche.
Bueno, me pongo a ello, y... tatachan, necesito una foto de 5x5 para subir a la web (siiii, la web donde se pide la cita), mi primer mierda, no tenía la dichosa foto (sabía que era necesaria, pero pensé que eso se llevaba el día de la entrevista), así que nada, intento frustrado y a esperar al día siguiente para tener la foto y poder pedir la cita.
Día siguiente, me levanto temprano para ir a hacer la foto (al pueblo de al lado, que mi pueblo es enano y de esas cosas no gastamos), me cojo el coche y me presento allí, me hago la foto (en la que no salgo bien ni de lejos, pero al menos se puede mirar, que no es poco) y después nos pasamos como media hora intentando que la dichosa foto cumpla todos los requisitos que exige la web para subirla, madre mía que pesadilla. Al final lo conseguimos, me vuelvo a casa y a rellenar la solicitud.

Bien, primer paso, subir la foto, le doy a subir y... sorpresa sorpresa, no es lo suficientemente clara, ¿cómo? ¿perdona? ¿estáis de coña, no? intento mejorar la supuesta claridad (que más clara hubiera deslumbrado) pero nada, que sigue en las mismas... Empezamos bien, no? Continúo sin subir la foto, ya la entregaré allí (que resulta que puedes continuar sin subirla, cosa que obviamente yo no sabía).

Bastante más de una hora larga después, y cien mil preguntas sobre si quiero matar al presidente, si soy traficante de drogas, terrorista, asesina en serie y mil cosas más del estilo, consigo llegar al paso final, que debería ser concertar el día para ir a Madrid a hacer la entrevista (si, es una jodienda tener que ir hasta Madrid, pero es lo que hay), peroooo... ¿dónde está ese paso? ¿por qué a mi no me sale? ¿soy tan inútil de haber hecho algo mal? Recurro a mi salvadora Alba (blog aquí), que parece que se entera de más que yo y me manda el link donde tengo que entrar para solicitar fecha y hora, lo tengo.
Entro en la página, sigo los pasos y... sorpresa de nuevo (es que a mi me van las sorpresas, que le vamos a hacer), primera fecha disponible lunes 8 de agosto, si siiii, habéis leído bien, lunes 8 de agosto, solo 6 días antes del día del vuelo (os recuerdo que vuelo el domingo 14 de agosto). ¿Será eso posible? ¿tendré tiempo suficiente? (os hago memoria sobre que se quedan con tu pasaporte y luego ya te lo envían a la oficina de correo más cercana a tu domicilio). Bueno, si es posible o no, aún no lo se, pero selecciono la fecha, ya preguntaré más adelante.

Al día siguiente llamo a Clara (santa paciencia la de Clara, te adoramos) y le explico la situación, a lo que me dice que eso es muy justo, que si no hay fecha antes, (ya me empiezo a agobiar) no, no hay fecha antes, intentamos pedir cita urgente (te da la opción en la página) alegando el poco margen para la recepción del visado. Unas horas después respuesta del cónsul mandándome a... mejor no digo donde, pero rechazando mi petición. ¿Que hago ahora? mi agobio va en aumento. Escribo de nuevo a Clara para saber que hacer... No obtengo respuesta (ha terminado su horario de trabajo).

Y... buenas noticias (al fin buenas noticias), después de pasarme toda la tarde revisando las horas disponibles se hace la luz y aparece un hueco para el viernes día 15 de julio (dos días después del día en que me encontraba), da igual, no miro nada más (no sea que me roben el hueco) y selecciono la fecha. Bien, al fin un poco de suerte en el proceso... Escribo a Clara para informar de las novedades.

Bueno, pues como veis se van solucionando las cosas. Esa misma tarde (miércoles 13) organizo viaje a Madrid para el día siguiente, porque elegir la hora que queda implica que la cita es bastante temprano (a las 9.15 exactamente) y necesito llegar a Madrid un día antes (recordad que son más de 3 horas hasta el centro de Madrid, y eso sin tener en cuenta que entraría en hora punta... así que ir por la mañana casi inviable). 

El jueves salgo bastante tarde de mi casa y por consiguiente llego bastante tarde a Madrid, me recibe mi amiga Ali (me quedo con ella, a "dormir" en su casa, ya entenderéis luego las comillas) y lo primero que me dice es ¿salimos a tomar algo, no? Uis uis uis, ese salimos a tomar algo ya se yo lo que significa, que cuando nos juntamos Ali y yo, se nos va de las manos... Pero mi respuesta es siempre siiiii. Se une otro amigo, Kike, y pasa lo que tenía que pasar, acabo yendo casi directamente de la discoteca a la embajada... (y ese casi significa parada técnica en casa de mi amiga para recoger los papeles y de cabeza a la embajada). Os dije que se nos iba de las manos.

El proceso de la embajada ya la conocéis, así que no me voy a parar en detalles (ya hay 1000 blogs que hablan sobre ello), pero imaginar seguir ese proceso sin haber dormido... primero un frío bestial en la puerta (si te hacen esperar un buen rato en la puerta), y luego para colmo, me toca la única chica de todas las ventanillas que hace la entrevista en inglés... ¿os soy sincera? no me enteré ni del 10% de lo que me decía... 
Se que me hizo solo tres preguntas, que creo que fueron (o al menos yo contesté a lo que creía que me preguntaba) ¿cómo estás? bien, gracias ¿has leído el papel que te hemos dado? si (aunque no lo había leído, estaba como para leer nada) ¿que vas a hacer en los EEUU? ser au pair. Y entonces me dijo algo que no entendí y me miró con cara de largate ya, que hemos terminado... 
Despejo la ventanilla con cara de... eh?? ¿que me ha dicho? y me he desplazo hacia la salida. Recojo el móvil (que te lo requisan al entrar) y me voy, aún con cara de ¿me han concedido el visado? 
En el metro tuve tiempo de darle vueltas al asunto y decidí que creía que si, que me lo habían concedido, más por la cara de "maja" de la chica que por lo que realmente entendí, que fue nada...

El resto de días hasta la recepción del pasaporte en correos (que ha sido muy rápido, ayer 20 ya había llegado) he estado dando vueltas al tema... ¿Lo tendría o no lo tendría? Y es que es extraño, pero apenas me pidieron ningún papel en la embajada (yo llevaba de todo), se limitaron a la foto (la dichosa foto, si), el pasaporte, el DS160 y DS2019 (ni un papel más, solo eso). Raro, no?
En cuanto he recogido el sobre en correos, no he esperado ni siquiera a salir, allí mismo lo he abierto y he comprobado que siiii, TENGO EL VISADO CONCEDIDO!

Así que como veis ya está casi todo listo, estoy a la espera de pagar la última cuota de la agencia, donde decidiré si amplio el seguro médico o no, hacer el carnet internacional (que es unos días antes de mi partida) y recibir los vuelos de la agencia... Ya casi estoy preparada!!
Ahora a disfrutar el poquito tiempo que me queda por España (que os aseguro es lo que estoy haciendo) y a volar a tierras americanas en unas semanas!!

Un beso grande y os voy contando, =)